martina quiere bailar

Martina Quiere Bailar

Martina Quiere Bailar es un sexteto acústico que nace en Madrid en el año 2010. Con fuertes influencias de la música folk centroeuropea, Martina es un grupo de raíz apátrida que impregna su sonido de matices que beben de la música popular bailable, conocida como bal-folk. Con la danza como elemento nuclear de sus composiciones hacen de sus actuaciones un gran salón de baile. Desde la publicación de su disco de debut Vueltas y Revueltas (2013), han sido más de 100 conciertos los ofrecidos por el grupo en la escena folk nacional e internacional, con importantes colaboraciones como Carlos Beceiro (La Musgaña) o Manuel Segovia (Premio Nacional de Danza y Director de la Compañía Ibérica de Danza), consolidando su apuesta por el mestizaje sonoro de raíz.

El “folk imaginario” de Martina Quiere Bailar, como se ha definido en más de una ocasión su sonido, cristaliza de nuevo en su último trabajo, Noviembre, en el que han evolucionado hacia un sonido más orgánico y luminoso, dotando a sus composiciones de una riqueza sonora y rítmica que le acercan hacia las músicas del mundo, el jazz, la música popular vasca, balcánica, irlandesa o francesa, aunque siempre manteniendo los patrones rítmicos de las danzas tradicionales. No hay fronteras, no hay geografías. Música de ninguna y de todas partes a la vez, folk sin etiquetas ni apellidos. Sin tierra ni límites aunque sí de esa raíz que nos conecta con la humanidad. Martina es la felicidad del baile.

Noviembre

La actuación musical tiene una duración de 2 horas, en las que el grupo interpreta un repertorio de composición propia con influencias de la música folk, balcánica o el jazz, siempre con la danza como elemento común de todas las piezas. El espectáculo es ágil y divertido, y además de la calidad de la propuesta musical, el grupo ofrece una cuidada puesta en escena en la que se mezcla música y gags teatrales que acompañan cada interpretación, haciendo del espectáculo mucho más que un concierto de música. Además de la puesta en escena, la originalidad y belleza de las composiciones y la posibilidad de que el público pueda bailar cada pieza que se interpreta, hacen del show una propuesta apta para público de cualquier edad. Martina convierte cada concierto en un gran salón de baile y para ello ofrece además la posibilidad de realizar un taller de danza de 1,5 horas de duración antes del concierto.

Formación:

Sonsoles Arribas: Violín y nyckelharpa
Esther Sánchez: Violín 5 cuerdas, metalófono
Diego Sánchez: Guitarra
Juan de la Fuente: Percusión
Vasyl Hrosu: Acordeón
Alberto Román: Contrabajo