Street Wings

¿Qué historia esconde el grupo? ¿Por qué la calle?

Jitka Kubešová, una violinista checa, además de estudiante de español, viene a nuestro país como tantos otros jóvenes para perfeccionar el idioma. Un día, decide visitar Madrid y hacer un poco de turismo. Mientras pasea por una de las calles del centro, conoce a unos músicos que han elegido, como escenario casual, la Calle Arenal, para expresar su arte una tarde de viernes.

Ella continúa con su visita mientras las notas de aquellos desconocidos perduran en su memoria. Algo le dice que tiene que volver y hablar con esos músicos. Dicho y hecho. De aquel mágico encuentro, nace Street Wings, que desde el primer momento siempre ha sido sinónimo de música en la calle (de ahí el nombre del grupo), pero también de una reivindicación por dicha música, que pueda llegar a todo el mundo. Unas alas de libertad para todo aquel que quiera despegar del asfalto y abandonar la rutina por un momento.

Gracias al escenario improvisado en que convierten la calle, Street Wings consigue llegar a mucha gente que comienza a seguirles en diferentes redes sociales como Twitter, Facebook, Youtube o Myspace. Gracias al apoyo de esas caras desconocidas, en marzo de 2012 presentar su primer LP “Synchronized”.

En cuestión de meses, se producen las llamadas de radios y programadores de teatros, salas y festivales. La música se traslada a otros escenarios, sin dejar entre concierto y concierto de disfrutar del encuentro casual con la mirada del viajero y la sonrisa sincera del viandante. Entre medias, se proclaman vencedores de varios concursos, entre los que destacan el Wolfest, el Folkezblai de Ermua o el del Festival callejero de Trebujena (Cádiz).

Porque en Street Wings los ritmos nórdicos se mezclan con las raíces celtas, el folk o la potencia del rock a partes iguales. La voz melódica de David Castro se une al sonido de la batería de Vicente Hervás y al bajo de Ricardo Tirado. El virtuosísimo del violín de Jitka Kubešová a los varios instrumentos en los que se desenvuelve Juan Luis Alonso: flautas, whistle, gaita, banjo y hasta un kantele eléctrico, arpa finlandesa que diferencia y hace único a este grupo dentro de su estilo.

En 2014 se une a la formación el virtuoso gaitero Javier Celada, que cuenta con una dilatada trayectoria y notarias colaboraciones con artistas como Carlos Núñez o The Chieftains.

Estos jóvenes han conquistado el público y crítica de algunos de los festivales, salas y teatros más importantes de España, así como de Austria, Italia, Bélgica, Dinamarca o República Checa, compartiendo cartel y escenarios con artistas de la talla de Carlos Núñez o Lúnasa.

En marzo de 2014 lanzan su segundo trabajo discográfico: “Up to Heaven”, con la producción de José María Rosillo (Celtas Cortos, Ana Belén, Pablo Alborán, Luz Casal, entre otros).

En resumidas cuentas, STREET WINGS no es un grupo más, es una de los últimos referentes del panorama folkrock europeo.