arbol de la vida

El Árbol de la Vida Celta

El árbol de la vida celta es uno de los símbolos más populares dentro de esta cultura ancestral. No es de extrañar ver algún tatuaje con el árbol de la vida, y es que su significado y simbología están llenos de misticismo e historia. Incluso se habla sobre el árbol de la vida en el libro “La vida secreta de los árboles” de Peter Wohlleben.

¿Qué representa el Árbol de la Vida?

El Árbol de la Vida celta es un símbolo que representa la esencia de la existencia del ser humano y que transmite sensaciones como la fuerza o la positividad. De manera general se considera que el árbol de la vida representa lo que se conoce como El Ciclo de la Vida. Este ciclo se representa a través del árbol de la siguiente forma:

  • Raíces: representan la profundidad de la vida y el nacimiento, por tratarse de la etapa más lejana de nuestra vida.
  • Tronco: representa la mayor parte de la vida, que se desarrolla creciendo hasta alcanzar la luz y el cielo con el objetivo de lograr el bienestar y la felicidad.
  • Ramas: representan los altibajos y obstáculos que vamos superando a lo largo de la vida y las decisiones que tomamos para superarlos.

Además de esta vinculación al Ciclo de la Vida, también se asocia el árbol de la vida celta con conceptos como el crecimiento personal o espiritual, la reencarnación, el progreso continuo a lo largo de la vida o el desarrollo personal.

El Árbol de la Vida en la religión celta

Los árboles en general han tenido un gran protagonismo en las creencias celtas a lo largo de la historia. El árbol de la vida representaba a nivel religioso o espiritual una conexión con los espíritus, pues las ramas eran tan altas que llegaban al cielo y sus raíces se conectaban a esas mismas ramas a través de nudos de gran belleza.

Para los celtas también era símbolo de las reencarnaciones del ser humano y las ramas y raíces representaban la continuación de las sucesivas vidas. Era también considerado como la “espina dorsal” del mundo, pues creían que a través de este árbol era posible conectar con los tres niveles cósmicos que se consideraban que existían: el subterráneo, la superficie de la tierra y el cielo.

arbol de la vida

El árbol de la vida es además un árbol sagrado y no se podía dañar ni destruir ni incluso en épocas de guerras porque se trataría de una gran ofensa a los dioses.

El Árbol de la Vida en la magia celta

En la magia celta, el árbol de la vida tenía una relación muy próxima y estrecha con los seres humanos. Los druidas celtas creían que cada ser humano tenía un árbol en su interior y que gracias a él podíamos disfrutar de conocimientos y de la sabiduría.

Era muy habitual como símbolo en los rituales de magia celta para invocar sabiduría ante los dioses o para pedir fortuna ante una posible guerra o invasión extranjera. Además, los druidas usaban la sombra de los árboles para impartir sus conocimientos al resto de personas de las tribus, siendo siempre un símbolo importante dentro de su cultura.

Es un símbolo con continuas referencias en la magia celta cuando se invocaba a los espíritus de los ancestros, pues a través de las ramas del árbol de la vida se podía conectar con los espíritus del cielo y a través de las raíces con el mundo de los muertos. En resumen, un símbolo cargado de misticismo, sabiduría y tradiciones ancestrales que ha llegado hasta la cultura celta actual cargado de poder y atractivo para quienes lo usan.

El Árbol de la Vida, un regalo con significado

Una de las tradiciones más bonitas dentro de la cultura celta es hacer un regalo con el símbolo del árbol de la vida. Es una invitación personal a que la otra persona alcance un equilibrio entre su vida espiritual y su vida material para que alcance la sabiduría y el bienestar en este mundo.

Una de las leyendas más extendidas del árbol de la vida es que sus ramas no son percibidas por igual por todo el mundo, ya que unas personas perciben unas ramas y otras no en función de sus vivencias y reencarnaciones pasadas. Además se le considera un talismán, ya que se le atribuye el poder de atraer buenos deseos y energías positivas a aquella persona que lo lleva encima, así como a las personas que les rodean.

Es un regalo con una carga emocional y simbólica muy importante y por ello es habitual encontrarlo en pendientes, colgantes o pulseras. Tener un objeto, tatuaje o cualquier otro material con el símbolo del árbol de la vida es una forma tan antigua como el hombre de atraer la felicidad y la bondad a su alrededor.

Otros simbolismos del Árbol de la Vida en la cultura celta

Además de todo lo anterior también podemos asociar el árbol de la vida con otros aspectos según la cultura celta, como la longevidad, representada por el tamaño y el grosor del árbol; o el equilibrio y la armonía, al tratarse de un árbol bien conformado y de ramas y raíces fuertes y seguras.

Tampoco hay que olvidar su poder regenerador de lo antiguo y para atraer cambios. Por ello se asociaba a los cambios de estación y se celebraba de manera intensa por el pueblo celta.

consultor seo

Celta Digital

Música y cultura celta van de la mano en esta revista digital en la que encontrarás información relacionada con la música folk y la comunidad celta, como Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.