Los Astures ¿se asentaron los Celtas en Asturias?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los Astures fueron un pueblo controvertido a la par que extraordinario. Algunos siguen dudando de su procedencia u origen. Sin embargo, su lengua era tan similar a la de los Celtas que para muchos no hay lugar a duda.

El pueblo Astur y las tribus Astures

Se conocía como pueblo Astur a los asentamientos que se registraron en la zona de Asturias, principalmente. Aunque también había tribus Astures por León o Zamora y en la parte colindante de Lugo y Ourense.

asturias celta

Es decir, todos localizados en la parte noroeste peninsular y con acceso a las costas. Los asentamientos estaban todos formados por viviendas circulares, en un principio. Dichas viviendas se agrupaban y cercaban con murallas.

Estos pequeños pueblos amuralladas eran conocidos como castros. Y una de sus peculiaridades es que las mujeres tenían un gran peso en ellos. Incluso podían heredar cargos y propiedades de sus progenitores en primera instancia.

Su disposición social era matriarcal

Es por eso que existe una fuerte corriente que cree en esa Asturias Celta. Plasmada en los símbolos celtas, el triskel y muy similar a su vecina Irlanda. Y es que no son pocas las características que apoyarían esta teoría de los astures celtas. Veamos algunas de ellas.

Los Celtas en Asturias y las armas astures

El acceso por mar hace factible la llegada de estos grandes guerreros celtas hasta las costas asturianas. Guerreros que no solo destacaban por su furia, también por sus batallas. En ellas llamaban la atención los robustos caballos que galopaban.

Estos caballos, conocidos como asturcones, eran especialmente fuertes. Dotaban a las tribus astures de una gran ventaja en las batallas. Así, su caballería alcanzó una gran fama. Incluso Roma se valió de ellos para librar algunas de sus batallas en Germania.

asturias celtas

Astures y Romanos llegaron a combatir juntos en diversas ocasiones. De hecho se cree que fueron los Romanos los que les dieron la denominación de Astures.

Las murallas de sus castros eran buenas medidas de protección, pero también el terreno les era favorable. Podían emplear las colinas cercanas que los refugiaban para observar. También eran un escondite estratégico para emboscar a sus atacantes.

Sus armas predilectas eran las hachas de doble filo, las lanzas, las espadas cortas (las de antenas) o la falcata. Pero también dominaban las hondas y los dardos, más pequeñas y discretas. Las armas astures también se asemejaban las celtas en gran medida.

Curiosidades de los Astures

Su alimentación se basaba en la ganadería porque sus cultivos eran bastante pobres y escasos. Solo cultivaban cebada, lino y un tipo de trigo. Lo suficiente para fabricar cerveza y poco más.

Al contrario de los que pasaba con sus vecinos los cántabros, galaicos o vacceos. Es por eso que eran muy comunes los escarceos a tierras colindantes.

De esta forma se aprovechaban de la gran riqueza de la agricultura cercana. Pero donde sí que eran una élite temible era por mar. Sus embarcaciones destacaban por la maniobrabilidad.

Lo que significa que controlaban fácilmente las rutas marítimas comerciales. Además, elaboraban gran cantidad de productos artesanales procedentes de sus reses y otros animales.

Por otro lado, tenían un asombroso conocimiento de los vegetales y sus propiedades. Elaboraban con ellos ungüentos o medicamentos. Y es por eso que reconocían como deidad a la tierra que les abastecía, al agua de los ríos y a otros fenómenos naturales.

Sus ritos y festividades estaban asociadas al agradecimiento por todo lo que el entorno les ofrecía. La tierra, el cielo y el agua disponían para que tuvieran una vida plena.

Diferentes tribus Astures

Posteriormente, se han encontrado numerosas vasijas de la edad de hierro. Otra conexión  con los Celtas, pero no la más obvia, ya que en las vasijas vemos relaciones directas con tribus Celtas concretas.

Por ejemplo, los pésicos (o astures transmontanos), saefes, tiburos o giguros (o astures cismontanos) estaban representados en ellas.

Dichas representaciones también variaban de una zona a otra de sus asentamientos. Lo que puede querer decir que también los castros estaban habitados por tribus diferentes.

Las primeras huellas de los Astures o de los Astures Celtas, las encontramos en el siglo VI aC. Pero sus asentamientos tuvieron una larga trayectoria. Y siglos después vivieron la conquista morisca, pero no así la de sus territorios.

Los guerreros Astures pudieron conservar sus tierras y supusieron una gran resistencia para los enemigos. No fue hasta el siglo VIII dC que Asturias fue conquistada por un rey visigodo. Es por eso que las tribus Astures fueron objeto de numerosas leyendas.

consultor seo

Celta Digital

Música y cultura van de la mano en esta revista digital, donde encontrarás información relacionada con la Música Folk, Eventos Culturales, Crónicas, Esoterismo, Mitología sobre Celtas y Vikingos, y temas como: Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.