Los 4 elementos en el Tarot


(Votos: 51)
Tiempo de lectura: 3 minutos

Como en cualquier filosofía o práctica esotérica, los 4 elementos están sumamente relacionados con la naturaleza y la energía. Su poder y misticismo dan equilibrio a través de la enseñanza. Y el tarot se convierte en un puente entre el plano espiritual y el mundo físico.  

Anuncio

Este conocimiento también se asocia con las personalidades. En otras palabras, los elementos (al ser un todo con la naturaleza) también conforman y determinan la nuestra. Fuego, tierra, aire y agua. Es hora de acercarnos a ellos a través del conocimiento tarotista. 

Signos zodiacales 4 elementos

Los elementos se están estrechamente ligados con los signos zodiacales. Los astros son piezas claves que se interconectan en un todo. En este ámbito, el tarot se convierte en una herramienta interpretativa que ejerce como traductor de lenguajes.

El estudio de los 4 elementos en el tarot requiere de mucha destreza. Y es que de hecho, resulta una práctica bastante avanzada que requiere de gran dominio físico y mental

Esto sucede porque los elementos son una puerta directa a la espiritualidad. Y estar contenidos muy dentro de nosotros, pueden manifestarse de diferentes maneras. 

Mira también:
Dioses Celtas, Nombres de Diosas Guerreras Celtas
Anuncio

Es así como mediante ellos podemos entender nuestras reacciones y dificultades a medida que encontramos el equilibrio a través de la experiencia. 

Por eso cada uno de los palos del tarot son la imagen de un elemento fundamental de la naturaleza. Es decir que bastos, oros, espadas y copas representan una parte elemental de la naturaleza. 

Anuncio

Significado 4 elementos de la naturaleza

Los celtas mostraban una profunda expresión de todo lo relacionado con la naturaleza humana. Tenían creencias fuertemente ligadas a la naturaleza y la tierra. Estas conforman el significado de los cuatro elementos base para su simbología, religión y convicciones.

El 4 de bastos y el fuego

Los bastos representan al fuego. Y el fuego a su vez, se relaciona con la energía, los cambios y la composición. Este elemento funciona como una especie de catalizador que reduce y transforma sin necesidad de alterar la composición natural de las cosas. El 4 de bastos está fuertemente ligado con el amor, las uniones y las bodas.

Pero al ser un elemento poderoso, el fuego también puede llegar a quemar cuando no existe control sobre él. Sin embargo, el tarot sugiere que la naturaleza de este elemento debe ser comprendida, más no temida.  

Por esta razón, es importante usar su poder para la transmutación, el esfuerzo, la inspiración y el valor. Energías que encontrarás en los bastos y en los signos zodiacales de Aries, Leo y Sagitario. 

Mira también:
Festividad de Yule: Solsticio de invierno Celta

Los oros y la tierra

La tierra se refleja en el oro y el oro en la tierra. Es la representación del mundo en concreto y por lo tanto, el equilibrio entre los demás elementos. Pero nada tiene que ver con el mundo mundano, al contrario, los oros se basan en la razón y en el ímpetu que se proyectan en la realidad del plano terrenal. 

Las figuras de este palo simbolizan la energía sagrada de la constancia y la sabiduría. De esta manera, los signos zodiacales que representan la tierra tienden a ser perseverantes, calculadores y fuertes. Tauro, Virgo y Capricornio son ejemplo de ello. 

Llevan la tierra en el espíritu y son capaces de liderar con elocuencia y tenacidad a la hora de afrontar la realidad de este plano. 

Anuncio

El 4 de espadas y el aire

En el tarot, las espadas simbolizan el aire y el aire a su vez se relaciona con el pensamiento, la afinidad y la capacidad. En otra palabras, estas cartas representan la energía de la mente. La cual al igual que el aire, puede ser poderosa, cambiante y voraz si no sabemos cómo dominarla. 

Las espadas son rápidas, animadas y representan el dinamismo del pensamiento. Los signos de aire como Géminis, Libra y Acuario tienden a ser racionales y meticulosos a la hora de actuar. De manera que cumplen un papel importante dentro de la racionalidad y la conducta. El 4 de espadas representa la tranquilidad y serenidad en el plano del amor.

Mira también:
Numerología Multidimensional: Una nueva forma de conocerte a tí mism@

Las copas y el agua 

El agua es la gran fuerza del amor. Toda la energía del amor, las ilusiones y la esperanza se reflejará en estos naipes: las copas. Sin embargo, al igual que el fuego, el poder del agua puede desbordarse y llevarnos a un colapso emocional sino sabemos equilibrar la energía con el poder del aire: las espadas y su razón. 

Las copas, además, se relacionan con el plano espiritual y están estrechamente vinculadas con las personas psíquicas de gran capacidad emocional y creativa. Cáncer, Escorpión y Piscis son signos poderosos que deben aprender a dominar el elemento agua para no verse ahogados en su propia energía

Puede ser difícil al principio, pero el arte de tarot te enseñará a dominar la mente y el espíritu mediante la interpretación de las cartas, los astros y las puertas que dividen nuestro mundo. 

¿Quieres saber cómo lograr el equilibrio? Suscríbete a nuestro blog para más información. Estaremos encantados de proporcionar más información. 

consultor seo

Celta Digital

Mentes inquietas, apasionadas de la magia y el misterio de otras culturas, recogemos en esta revista digital información sobre eventos culturales, música folk, crónicas, esoterismo, mitología celta o historias de vikingos. Búscala en Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

(Votos: 51)
Anuncio

Una respuesta a “Los 4 elementos en el Tarot”

  1. Eric cesar calderón robles dice:

    Excelente información

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: Celta Digital
  • Finalidad: tramitar y responder tu comentario
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros
  • Derechos: por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos escribiendo a: info@celtadigital.com

Más información en la política de privacidad