La celebración celta de Beltane 

Tiempo de lectura: 2 minutos

Beltane es la fiesta celta de la fertilidad y el verano, y se celebra la noche del 30 de abril al 1 de mayo. Una de las fiestas más populares de Europa occidental. Y siendo un canto a la vida y la fertilidad, la fiesta es conocida por su alegría y oda al amor. 

Para los wiccanos y antiguos celtas, Beltane era una noche única. En las colinas más elevadas se encendían fogatas en gratitud a la tierra, a la unión y al sexo. De esta manera se honraba al amor y a la pasión, siendo este el recuerdo más hermoso de las antiguas civilizaciones celtas.  

Origen de la celebración 

Etimológicamente hablando, Beltene puede traducirse como “fuego de Bel”, lo que a su vez significa “Dios solar”. Para los wiccanos y celtas era una noche en honor a la Diosa de la fertilidad y al Dios sol. 

Tema relacionado: la wicca: ¿religión o magia?

A través de bailes y rituales sagrados, los antiguos encendían antorchas y grandes fogatas para celebrar la unión de las parejas con flores, frutos y semillas. Hoy la tradición se conserva, por lo que las sociedades modernas siguen rindiendo tributo a las creencias de antaño. 

Hoy en día las parejas siguen reuniéndose para realizar pequeños rituales sagrados. Estos ritos simplemente consisten en bailar, cantar y compartir objetos simbólicos en agradecimiento a la unión sentimental

Para las primeras sociedades celtas, Beltane también era una celebración en honor a la fertilidad humana. Razón por la cual muchos aprovechaban esta fecha para concebir

Como para los celtas la sexualidad era sagrada, a través de ella buscaban la exaltación de los sentidos, la belleza de la creación y la conexión más allá del cuerpo. Para ello también se recurría al canto  y a la expresión artística mediante la danza.  

Beltane para los wiccanos 

Las bodas wiccanas derivan de esta festividad de la fertilidad y el verano. Sin embargo, los religiosos celebraban de manera distinta. Ellos se apartaban de los grupos estructurados para meditar y compartir energías personales en cada petición. 

Realizaban pequeños altares en honor a la unión de los Dioses. Las flores rojas, blancas, naranjas y amarillas eran parte de la ceremonia. Además, también se recurría al vino tinto, al agua de rosas, al incienso de sándalo, el jazmín y a las velas. 

Luego colocaban estos objetos en un altar a manera de ofrenda para agradecer, rezar y renovar votos de unión sentimental. La luz del fuego se mantenía encendida para disipar enfermedades y renovar la energía

Beltane: ritual de la fertilidad, la prosperidad y el fuego

Sin duda, era una ceremonia y ritual para amar, honrar y consolidar lazos emocionales. Y en líneas generales lo sigue siendo pese a los cambios de la transculturación. 

Beltane supone una oda a la fertilidad , al crecimiento, la prosperidad y la unión. Un tiempo para fusionar las energías del sexo masculino y el femenino.

Tema relacionado: Ostara: la diosa y fiesta pagana de la primavera

Pero es la magia del misticismo lo que sigue generando emociones. Decían los antiguos que entre las colinas se escuchaban susurros. Eran las hadas que se unían a la fiesta para purificar las almas de aquellos que se atrevían a amar sin ataduras en los días de Beltane.  Celebremos Beltane este 2021 ¡que nos hace falta!

consultor seo

Celta Digital

Mentes inquietas, apasionadas de la magia y el misterio de otras culturas, recogemos en esta revista digital información sobre eventos culturales, música folk, crónicas, esoterismo, mitología celta o historias de vikingos. Búscala en Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.