El divorcio desde un punto de vista psicológico


Tiempo de lectura: 4 minutos
(Votos: 1)

Los procesos de divorcio son, por regla general, traumáticos. Es normal que cuando se descubre que lo que durante un tiempo fue un proyecto de vida consolidado ya no va a ser así, se pase por un proceso de estrés, malestar, depresión…

Es habitual que las personas que se divorcien se sientan dolidas, solas, abandonadas… Los bajones después de una ruptura son normales, pero hay que afrontar la nueva realidad, ser positivos y fuertes y comenzar de nuevo. Si se cuenta con la ayuda de familiares y amigos donde apoyarse para pasar por esta situación, todo será mucho más llevadero, menos pesado y estresante. En este sentido, el consejo y asesoramiento del profesional encargado de tramitar el proceso también se vuelve imprescindible. El abogado deberá saber cómo llevar estos casos, minimizando en todo lo posible el trauma que representa y buscando puntos intermedios en las posiciones que ambos excomponentes de la pareja mantienen.

El trabajo de un abogado para la estabilidad de los excónyuges

Un abogado especializado en divorcios puede actuar representando a uno o a los dos excomponentes de la pareja. En el primer caso, se tratará de un divorcio contencioso en que cada una de las partes defenderá con uñas y dientes su posición. Son situaciones conflictivas, que procuran mucho estrés, tensiones e incluso saltos de violencia. Un tipo de divorcio que se debe evitar a toda costa.

Post relacionado:
La Paciencia es la Madre de la Ciencia

divorcio psicología

Sin embargo, en el segundo caso, en el llamado divorcio de mutuo acuerdo, se suceden todo tipo de ventajas y beneficios, el primero de ellos es la estabilidad psicológica de los protagonistas y de sus hijos en caso de que los tuvieran.

Este tipo de separación legal, también conocida como divorcio express por lo rápido de su tramitación, es más económico. Cuando se trata de la opción de mutuo acuerdo, es que se está conforme con un reparto equitativo y en ambas partes hay una voluntad de caminar en la misma dirección. En este caso, todo el peso del divorcio recae sobre un solo documento; el Convenio Regulador.

¿Qué es el Convenio Regulador?

El convenio regulador no es más que el documento donde los futuros excónyuges van a dejar por escrito el acuerdo alcanzado en materia de patrimonio, manutención, régimen de visitas y, en definitiva, todos los pormenores a cumplir, una vez se dé por ejecutado el divorcio.

Cabe preguntarse por el precio de este pliego indispensable para el divorcio. Así mismo, y como se está dando en cada vez más casos de separación sin existir matrimonio, se quiere saber cuanto cuesta un convenio regulador sin estar casados. Una pregunta que tiene una fácil y positiva respuesta, ya que, si se lleva a cabo con Abogados Cebrián, el bufete especializado en divorcios de mutuo acuerdo, este documento solo costará 150 euros por cónyuge.

Post relacionado:
Las ECM o Experiencias Cercanas a la Muerte

Efectos del divorcio

Gracias a la intervención de un abogado con experiencia, los supuestos efectos negativos de un divorcio, sobre todo los relacionados con las discrepancias en la pareja, pueden resolverse. Desgraciadamente, en demasiadas ocasiones, ya sea por temor a la pérdida, porque no se tiene el dinero para llevar a cabo la separación o por el temor a que se complique la estabilidad con los hijos, se prefiere pasar más tiempo en la vivienda familiar, retrasando el momento del divorcio. Sin embargo, darse un tiempo viviendo en la misma casa no suele arreglar nada, acarreando mayores problemas psicológicos.

Generalmente, si la situación se dilata en el tiempo aumentan las acciones de culpabilizarse mutuamente por cualquier nimiedad, se echan en cara constantemente los detalles más sórdidos y escabrosos de la relación o se toman decisiones erróneas, propias de la excitación, sobre los hijos, el matrimonio… En realidad, no será más que un foco de conflictos, por lo que deberá limitarse a una situación estrictamente temporal.

Post relacionado:
Templanza Significado y Definición

La familia es importante

El divorcio tiene un impacto en la psicología de todos los que viven esta experiencia, tanto de los protagonistas como de los familiares más cercanos. En cualquier caso, cuando su familia es más importante que tú, es el momento de replantearse la relación en su conjunto y detenerse a pensar en el orden de prioridades de ambos cónyuges, porque puede que no sea recíproco.

La familia es importante, qué duda cabe, pero no se puede anteponer a las necesidades personales de la pareja que es la nueva familia. Esto causa una enorme ansiedad y estrés a quien la padece. Preferir a otras personas, aunque sean familiares, una actitud violenta, el exceso de celos, el egoísmo económico, la coacción de la libertad…  son algunas de las causas que definen que para unos el divorcio suponga un final feliz y para otros una profunda angustia que derive en problemas psicológicos.

Temáticas de Celta Digital

consultor seo

Celta Digital

Mentes inquietas, apasionadas de la magia y el misterio de otras culturas, recogemos en esta revista digital información sobre eventos culturales, música folk, crónicas, esoterismo, mitología celta o historias de vikingos. Búscala en Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

(Votos: 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Celta Digital
  • Finalidad: tramitar y responder tu comentario
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: no se comunicarán los datos a terceros
  • Derechos: por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos escribiendo a: info@celtadigital.com

Más información en la política de privacidad