carlos nuñez entrevista

Entrevista a Carlos Nuñez

Hemos tenido el placer de hablar en exclusiva con Carlos Nuñez, el artista Folk número uno a nivel nacional y un gran referente internacional de la música Celta. Un virtuoso de la gaita desde una edad muy temprana y que sigue haciendo magia mientras nos transporta a otros mundos. 

PREGUNTA: ¿Qué te parece el festival Guinness Irish Festival (Sion, Suiza) y el Festival Intercéltico de Lorient (Francia) como oportunidad de encuentro entre músicos?

RESPUESTA: Maravilloso, maravilloso. Nosotros hemos tocado allí en varias ediciones, desde hace muchos años, de hecho conocemos a François (organizador Guinness Irish Festival) también desde hace muchos años y nos sentimos como en casa. Además, hemos vivido como el Guinness Irish Festival ha ido creciendo en este tiempo y creo que se ha consolidado como el festival Celta más grande de toda Suiza y como un referente europeo. Porque tiene toda esta filosofía de otros festivales pioneros, como es el festival Intercéltico de Lorient (Fracia); la filosofía del interceltismo. En Sion siempre es el interceltismo.

El interceltismo nació en Bretaña, pero es un sentimiento que Sion tiene hasta la médula y es un sentimiento de que en el fondo formamos todos parte de una gran familia y disfrutamos de todas las diferencias al mismo tiempo “It’s not about Ireland or about Scotland”. Todos juntos y para cualquier músico Celta, hoy por hoy, es muy importante educarse y pasar por todas esas pruebas de todas esas músicas. 

Hoy ya no llega solo con tocar música gallega o música asturiana, hay que tocar también música bretona, irlandesa y galesa. Un músico Celta de hoy debe pasar por todas esas músicas, porque la música celta es muy complicada y muy sofisticada y la gente tiene un visión muy festivalera y muy superficial. Pero estoy muy contento porque en Sion es un festival muy grande, con muchos miles de personas y que podría parecer un festival de Rock, pero en el que nos hemos podido permitir hacer músicas Celtas muy profundas.

PREGUNTA: ¿Crees que se puede hablar de música irlandesa y música Celta como dos conceptos diferentes?

RESPUESTA: Creo que las músicas Celtas están muy interconectadas y hay una anécdota graciosa; si se encuentran dos fidel player irlandeses en el avión y uno le preguntase a otro “¿qué música haces con ese violín?”, el otro contestaría “hago música irlandesa”. Pero si esa pregunta se la hiciera en Estados Unidos o, en cualquier otra parte de Europa, la respuesta sería: “hago música Celta”. Me pareció una visión curiosa.

Yo creo que a día de hoy, han comprendido que estas músicas están interconectadas. Ten en cuenta que irlandeses y escoceses se han conocido en festivales como el de Lorient, gallegos y asturianos se han escuchado en Lorient. “Mira, si aquí tenemos unos vecinos que hacen música parecida a la nuestra” eso es lo que descubrimos en los festivales intercélticos, por eso son tan importantes. Porque se descubre lo amplio que es todo ese mundo musical Celta.

PREGUNTA: Llevas muchos años colaborando con The Chieftains ¿qué influencia han tenido en tu música?

RESPUESTA: Muchísima, muchísima. Primero, seguramente esa vocación de explorar hasta los límites el virtuosismo con tu instrumento. Yo cuando empecé a tocar en Galicia lo que se estilaba era ser siempre muy comedidos y modestos tocando (sin salirse del patrón) y demasiada performance era visto como un exceso de protagonismo. Nos decía nuestro maestro Anto Corral “lo importante no es el gaitero, es el instrumento”. Lucirse no era algo que se premiase, es más, estaba mal visto. 

The chieftains

En cambio, cuando empecé a actuar en el festival de Lorient con 13 años descubrí que la gente escuchaba la música Celta de una forma diferente, vi que querían escuchar al artista, querían que les emocionases, es más, te exigían más cosas de las que yo había vivido en Galicia y con los Chieftains aquello ya fue hasta el límite. Ir con ellos de gira sería como si un joven fuera de gira con Paco de Lucía, John McLaughlin y Al Di Meola. Cada concierto, cuando yo iba con ellos por EEUU, Japón o Australia en los años 90, era un pique continuo a ver quién lo hacía mejor en sus solos. Era un grupo de grandes solistas. Imagínate un pique entre Matt Molloy, Seán Keane, Paddy Moloney, Derek Bell y cuando te tocaba hacer el solo te estaban examinando todos a ver cómo te salía. Eso fue para mi una nueva dimensión, el explorar el virtuosismo. Fue una etapa de mi formación muy importante.

Posteriormente, cuando fui a grabar a Brasil descubrí el swing, tocar la música Celta con swing, algo que la música irlandesa ya lo tenía curiosamente, porque ya había pasado por el ida y vuelta con América. Los irlandeses ya habían tocado en EEUU, porque los irlandeses eran como los africanos y los negros, eran de la misma clase social y por eso tocaban juntos y por eso la música irlandesa cambió a finales del siglo XIX y principios del XX. Eso produjo que aquella música irlandesa tuviera swing. Pero es un swing que en Galicia no se estilaba. Entonces yo lo incorporé, de mi aprendizaje con los músicos de Irlanda y, posteriormente, con los músicos de Brasil. Es cierto que Brasil tiene muchos componentes de música ibérica y tiene esa parte africana, pero tienen esa forma de tocar muy ajustada, lo que ellos llaman muy tight, no hay holguras en el ritmo.

PREGUNTA: Sabemos que en tu reciente publicación sobre los Celtas hablas de conexiones con Andalucía ¿nos puedes hablar de estas conexiones?

RESPUESTA: Sería interesante que le echases un vistazo al microcapítulo del libro. Hay un microcapítulo que se llama “El sueño Celta andaluz”. Hablamos de cómo, desde hace siglos, existe esa atracción, de la misma forma que existe ese sueño Celta en Galicia, en Asturias y en otras zonas celtíberas y Andalucía tiene su propio sueño Celta desde el siglo XIX. Vale la pena leerlo, porque Andalucía no es solo el flamenco, tiene mucha música tradicional y me decía el guitarrista Paco Peña que “estas músicas de gaita y tamboril suenan más escocesas que a flamenco”. Son músicas muy antiguas y hay grabaciones de músicas que pueden tener miles de años. 

Piensa que hay una zona en Málaga que se vino a llamar el Dolmen Druida (Dolmen de Menga) en el siglo XIX, que lo descubrió una mujer irlandesa y a día de hoy te explican su relación con lo Celta y existe ese imaginario Celta andaluz. 

carlos nuñez celta

PREGUNTA: ¿Cómo ves la música Celta en España en la actualidad? ¿Crees que está habiendo un aumento en el interés?

RESPUESTA: Yo creo que es muy interesante el momento actual. En los años 90 hubo una moda, claramente y fuimos lo suficientemente hábiles para aprovechar esa la energía de esa New Age que trajeron Enya, etc., desde los países anglosajones o Estados Unidos. Ya percibíamos que aquellos músicos habían hecho música Celta en los años 70. Nosotros notábamos que esos músicos eran de Irlanda, de Escocia, con esas raíces. Yo creo que fuimos muy hábiles y conseguimos que esa energía de final del milenio, que conectaba con la naturaleza y el planeta, acabara conectando con la música Celta

Ahí saqué mi primer disco, en el 96, A Irmandade das Estrelas, que creo que de alguna manera fue el primer disco que hizo el boom de la música Celta en España en los años 90. A partir de ahí se produjo una carrera entre las discográficas y todas querían fichar a un gaitero. Percibían que se había puesto de moda. Mi reacción con el segundo disco, cuando vi que había mucho oportunismo y una moda “plasticosa”, fue encerrarme durante tres años a investigar y trabajar y saqué Amores libres, que fue con los grandes maestros de la música Celta y del maestro.

Yo creo que toda aquella moda remitió, desapareció, pero lugares como Galicia se beneficiaron del hecho de que escritores románticos la pusieran en el club de los escritores celtas. El himno gallego es celtista. En cambio Zamora o Castilla no tenían esa suerte. Pero lo que sucede a día de hoy es muy diferente; creo que Galicia está muy despistada porque ha pasado de una sobredosis de gaitas en los años 90 a, de pronto, desconectar del tema y dedicarse a invertir millones y millones de dinero público para hacer festivales de Rock, para promocionar el camino de Santiago, para promocionar Galicia. Solo entre el ayuntamiento de Vigo y el monte Do Gozo en los dos últimos años se gastaron 10 M de pesetas en conciertos de Rock y eso es una competencia desleal hacia músicas tradicionales. Galicia como que no ha sabido modernizar y actualizar la moda de anteriores años. 

Cuando viajas a Irlanda, a Dublín y te das cuenta de cómo ellos venden al mundo esa imagen de la Irlanda mágica de sus piedras y sus tradiciones, pero Galicia anda muy despistada y ha abandonado el celtismo. Entonces mi filosofía ha sido: “¿tenéis dudas? ¿No habéis querido apoyar el celtismo en Galicia? Pues no os preocupéis, no hay ningún problema. Hay otras zonas de España que están entusiasmadas con esta conexión Celta”. 

Percibo mucha ilusión en toda Castilla, en Zamora, en Asturias, en Ávila y te digo una cosa, en este festival Lorient de este año he invitado a Alain Stivell, al bagad campeón de Bretaña, que este año es el bagad Cap Caval y Los Grandes Dulzaineros de Ávila, un grupo impresionante de Ávila que son buenísimos, me quedé impresionado y también un grupo de dolçainas que vienen desde Valencia. Es decir, que en ese concierto vamos a tener a los Celtas, a los celtíberos y a los Íberos ¿te imaginas la ilusión que tiene que generar en todos esos chicos y chicas de diferentes puntos de España que dan a conocer todas esas músicas al mundo? 

Seguramente la música Celta sea la nueva plataforma que se abre para toda esa España de las gaitas, las flautas y las dolçainas, esa diagonal imaginaria que nos descubrió el profesor Manzano, desde Huelva – Cádiz a Madrid, hasta los Pirineos, incluso toca algo Cataluña, Baleares y tal. Esa diagonal es el mundo Celta y es maravilloso porque yo veo toda una nueva oportunidad para las músicas de España, que no había forma de exponer al mundo, a través de la música Celta. Yo creo que va a ser toda una novedad y estamos muy ilusionados. Vamos incluso a leer algún poema en lengua celta-hispánica dedicado al dios Lug que viene del yacimiento Villastar de Teruel; en lengua Celta y encontrado en España. Es importante para que los Bretones sepan que aquí se hablaba lengua Celta, aunque las perdimos. Entonces me parece una auténtica revolución todo esto.

Volviendo a la pregunta, sí que veo mucha ilusión en ciertas zonas de España por la música Celta, a pesar de que Galicia ande un poco despistada. Me encanta notar zonas tan dispares conectándose con lo Celta ¡está pasando algo!

PREGUNTA: ¿Estás interesado en la música sefardí y cuál es la diferencia con la música Celta?

RESPUESTA: La música Celta tiene muchas ramificaciones diferentes. La música sefardí es la que mantuvieron los judíos sefardís viva en su memoria, entonces son músicas hispánicas, músicas ibéricas, entonces, la raíz de alguna de esas músicas pueden ser de cualquier sitio, puede haber de todo. Ellos son transmisores de una tradición. Es como cuando hablamos de la música Andalusí en Marruecos. Hasta en la música Andalusí encuentras cosas que conectan con la música Celta.

PREGUNTA:  ¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

RESPUESTA: Pues, en cuanto terminemos la gira de verano, nos iremos a Chile, a Argentina y esperamos que también a Uruguay, una gira por el cono sur y después empezaremos también la gira de Navidad que terminará en el Palau de la Música de Barcelona. 

carlos nuñez en directo

PREGUNTA: ¿Cómo ves la música Celta en todos estos países latinoamericanos? Esta pregunta nos es de sumo interés, porque tenemos muchos lectores en sudamérica.

RESPUESTA: Pues fíjate que en el libro tengo un capítulo muy extenso, de más de 100 páginas, sobre la música Celta en latinoamérica, sobre todo por Argentina y Chile. 

Todo el mundo sabe que los irlandeses y los escoceses emigraron a Estados Unidos y cuando la gente descubre que el Rock&Roll y el Pop tienen también raíces celtas, que pertenecen al mismo caldo de cultivo común, por aquellos emigrantes. En cambio, la gente desconoce que desde España y desde Portugal se llevó la música Celta a latinoamérica. Muy poca gente sabe que se tocó la gaita en toda latinoamérica, entonces hubo todo un cancionero latinoamericano-hispánico común en el que vemos que todas aquellas músicas antiguas que la guitarra absorbió desde ritmos de la gaita. Por eso en aquella zona muchas músicas tienen los mismos ritmos, porque tienen muchas raíces celtas. 

Pero con los nacionalismos cada país defendió un ritmo nacional y digamos que todas aquellas músicas hispánicas celtas y de gaita que viajaron hasta allí forman parte del sustrato de muchas de esas músicas nacionales. ¿Cómo llaman a esas músicas de Villancicos de Venezuela? Las gaitas… Y descubres que es el mismo ritmo que tiene prácticamente extendido desde México. Muchos mariachis antiguos se llamaban gaitas… Argentina y Chile están plagados de esos ritmos Celtas de 6 x 8. 

En Argentina hubo un gran sabio y musicólogo, que se llamó Carlos Vega. Yo tuve acceso a los archivos de Carlos Vega en Buenos Aires y él tenía clarísimo que gran parte de la música en Argentina y Chile tenía raíces en común con los países celtas.

PREGUNTA: Me imagino que tendrás muchos músicos como referentes ¿nos podrías decir cuáles son los tres más destacados?

RESPUESTA: Uff… Dificilísimo. Son muchos. Puedo decirte que el grupo que me cambió la vida fueron The Chieftains porque me llevaron con ellos, me apadrinaron, me inculcaron el virtuosismo y porque me escucharon. Yo tenía un problema serio, aquí la gente no me escuchaba, no me hacía caso y cuando les dije que en Cuba músicas de gaita, en Argentina y tal, me dijeron “¡¿cómo es eso?! Pues vamos a grabar en Cuba”. Fueron los primeros que comenzaron a escucharme e hicimos sueños en común. Yo creo que es a ellos a los tendría que darles todo mi agradecimiento.

PREGUNTA: ¿Un disco que ha marcado tu sonido, tu estilo?

RESPUESTA: Muchos, muchos. Imposible decir uno. Son muchos los que conforman el imaginario y desde muy pequeño, no sería justo decir un solo disco o un solo maestro. He tenido muchos discos y muchos maestros que me han influenciado.

PREGUNTA: ¿Cuál ha sido tu mejor momento a lo largo de tu carrera musical?

RESPUESTA: Pues yo recuerdo un momento iniciático, cuando yo tenía 10 años, que fui a tocar en las fiestas del pueblecito donde vivían mis abuelos, Mezquita, y allí llevé la gaita.. Yo solo sabía tocar dos piezas, solo dos, pero estuve tocando hasta las 5 de la madrugada. La gente estaba como en trance, como locos y me gritaban “¡non pare Carlitos!” y era gente mayor, seria, adorable y en ese momento sentí el poder de la música, el poder de la gaita, la energía que salía de allí y el efecto que hacía en la gente. Entonces me di cuenta de que esta música no era solo música y me sentí un poco aprendiz de druida.

————————————

Cerramos así esta entrevista agradeciendo al gran Carlos Nuñez que nos dedicase esta tiempo, que nos abriera su corazón y su música y que nos ofrezca toda esa música mágica que nos sigue transportando. Nos despedimos con sus palabras cómplices y con la promesa de verle pronto.

consultor seo

Celta Digital

Música y cultura celta van de la mano en esta revista digital en la que encontrarás información relacionada con la música folk y la comunidad celta, como Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.