El Tejo: Propiedades, Historias y Leyendas del Árbol Milenario

Tiempo de lectura: 5 minutos

El tejo (procedente de antes de la Era Terciaria) es uno de los árboles más místicos y misteriosos de los que conocemos y que podemos contemplar en nuestros bosques, algunos de ellos encantados.

árbol tejo

Son varias las excursiones de senderismo en las que hemos coincidido con este árbol milenario y en el que el guía nos ha hablado sus propiedades, ante el asombro de todos….

Antiguamente, había muchas comunidades de tejos, mientras que en la actualidad sólo se ven ejemplares solitarios, lo que los hace mucho más fotogénicos. Pese a todo, el tejo no corre peligro, aunque sí que estuvo amenazado.

Un árbol milenario

El árbol del tejo puede vivir hasta 5.000 años. Se trata por tanto de un árbol extremadamente longevo. Se conocen algunos de más de 2.000 años en la zona de Asturias (Bermiego para ser más exactos) ¡Hala! ¡ya tienes plan para tu próximo excursión! También puedes verlos en Cantabria, Cuenca, Zamora o la Sierra de Madrid, entre otros sitios de la geografía nacional.

tejo árbol

Fotografía del naturalista Ignacio Abella, de un tejo silvestre en Santa Coloma (Asturias).

Debido a su longevidad, el tejo tarda bastante en comenzar a dar frutos, ya que sólo lo hace a partir de unos 40 años. E incluso a la hora de echar raíces lo hace con suma tranquilidad: las semillas no germinan hasta los 2-3 años, y las hojas continúan estando en las ramas durante una media de 8 años. Esta larga vida del tejo ha generado expresiones como “la vida de un tejo” o “la longitud de una era” como queriendo decir que algo es de larga duración.

El tejo se plantaba en la plaza principal del pueblo, donde se celebraba el llamado conceyu, en el que el pueblo entero tomaba las decisiones en común.

Crece de arriba a abajo

En un tejo han vivido cientos de tejos. Es un árbol que vuelve a resurgir de sí mismo y por eso ha sido símbolo de la fertilidad eterna en muchos mitos y leyendas. Esto es debido a que el interior del tronco del tejo está hueco. Las raíces generan un tronco nuevo, mientras se seca y cae el que lo rodea. Por eso es tan longevo y eterno…

El tejo y su relación con los celtas

El tejo ha sido un árbol venerado por los celtas, quienes, liderados por los druidas, celebraban ceremonias y rituales aprovechando su sombra. Y es que los druidas sentían verdadera adoración y admiración hacia este árbol, ya que creían que era muy poderoso ante los encantamientos de hadas y brujas.

Tema relacionado: Qué hierbas usaban los druidas

Los astures y los cántabros preferían suicidarse con semillas de tejo antes que rendirse al enemigo. También se dice que un astur podría haber casado a dos jóvenes guerreros bajos sus ramas.

Características del tejo

Como hemos comentado, el árbol del tejo es extremadamente fotogénico, viéndole casi siempre de manera solitaria. Se trata de un árbol muy bonito y de grandes dimensiones y grosor, con un tronco gordísimo, que alcanza con facilidad los viente metros de altura. De espesura frondosamente verde, de ahí que destaque tanto su planta, de un intenso color rojo.

El tejo pertenece a las gimnospermas, con lo que no produce frutos, sino arilos, siendo estos objeto de deseo de muchas aves.

tejo arbol

Este árbol ha sido objeto de rechazo a lo largo de la historia por sus enormes dosis de toxicidad, pudiendo llegar a ser mortal si se ingiere en grandes cantidades pero que, sin embargo, puede llegar a combatir hasta 14 tipos de cáncer diferentes. Toda una paradoja que tanto a los estudiosos de la época como a los científicos actuales sigue sorprendiendo.

Propiedades venenosas del tejo

La principal característica del tejo, o por lo menos la que llama más la atención, o la más conocida, es  que es un árbol básicamente venenoso, y como tal ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales para envenenar, o para curar. Su veneno es un conjunto de alcaloides, tóxico, denominado taxina, y se encuentra en prácticamente todas las partes del árbol. En todas, excepto en el arilo, para que los pájaros puedan comerlos y así transportar las semillas. Como hemos comentado hay aves que se vuelven locas con de este arilo que recubre el fruto.

Antiguamente en el norte de España Entre la gente se suicididaba con veneno del tejo, sobre todo si había riesgo de ser capturado en una batalla. Mejor matarme yo a que me maten pensaban… También fue muy utilizado como método para el aborto, siempre y cuando se empleara dosis muy altas, lo que podía derivar en sobredosis y la muerte.

Altas dosis del veneno del tejo puede provocar la paralización del corazón, aunque normalmente sus efectos no van mucho más allá de las taquicardias. Sin embargo, debe tenerse en cuenta otras sintomatologías asociadas: dilatación apreciable de las pupilas, dolor de estómago, diarrea, e incluso convulsiones e inflamación de riñones y de hígado.

Por ese motivo, si algún día vas de excursión con tu familia a la montaña y veis un tejo, debes tener cuidado que los más pequeños no se acerquen a este venenoso árbol. De igual manera, si deseas envenenar a tu suegra ya sabes como hacerlo.

Propiedades curativas del tejo

El tejo posee un alto poder curativo, más específicamente anticancerígeno, descubierto en los años 50. En los años 70 se emplearon las propiedades curativas del tejo para curar el cáncer de ovarios.

La sustancia más importante de este árbol curativo es el Taxol, un medicamento que se comercializa en todo el mundo para la utilización en tratamientos oncológicos. Cabe destacar que el Taxol actua como un inhibidor de la división celular impidiendo la mitosis. El taxol combate el cáncer de pulmón, y es el fármaco anticanceroso más usado y potente del mundo.

El árbol que cambia de sexo

Una curiosidad del tejo es que se transforma de macho a hembra o viceversa cuando las condiciones climáticas hacen que peligre su supervivencia.

El tejo sabe adaptarse a los cambios climáticos y cambia de sexo acorde a las condiciones de la tierra y de la atmósfera con el fin de preservar su supervivencia ¡curioso!  Estas conclusiones, hoy por hoy son hipótesis, de las que se comienzan a tener certezas.

La expresión “tirar los tejos”

La expresión “tirar los tejos”, como queriendo atraer la atención de una persona que nos gusta proviene de este árbol. Hay varias teorías, siendo la que más nos gusta la que expone que antiguamente se tiraban frutos del tejo a la persona que queríamos su atención con el objetivo de lograrlo. En los países nórdicos se utilizaban cazoletas de madera tejo. Se “tiraban los tejos” y era una forma profecía, de presagio, siempre relacionado con el amor.

consultor seo

Celta Digital

Música y cultura van de la mano en esta revista digital, donde encontrarás información relacionada con la Música Folk, Eventos Culturales, Crónicas, Esoterismo, Mitología sobre Celtas y Vikingos, y temas como: Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.