los vetones

El origen de los Vetones

¿Alguna vez te has planteado cuál es el origen de los vetones? Este pueblo celta aparece documentado por algunos autores griegos, como el célebre historiador Plinio el Joven. Lo cierto es que conocemos algunos datos interesantes sobre esta civilización, a raíz de los restos arqueológicos que han dejado y de sus contactos con otros pueblos.

Los vetones en Extremadura

Este pueblo celta habitó la parte céntrica de la península. Estaban ubicados, sobre todo, en la actual Extremadura, aunque su influencia también se extendía por zonas como Portugal y ambas Castillas. En consecuencia, tuvieron muchas relaciones con otros pueblos célticos que les fueron contemporáneos, como los lusitanos, los vacceos o los astures.

Existen bastantes restos arqueológicos vetones en esta zona del país. Llamados castros, los viejos asentamientos de este pueblo son la fuente principal de información acerca de su cultura. Algunos son el Castro de las Cogotas, el de los Castillejos o el de Villasviejas del Tamuja. Otros nombres todavía no han sido localizados, como Deobriga o Ocelon. De hecho, hoy en día los expertos todavía discuten si Obila o Salmantica efectivamente fueron asentamientos vetones y si se corresponden con las actuales Ávila y Salamanca.

En cambio, en lo que hace referencia a nombres propios vettones, la verdad es que no conservamos muchos datos. Ablega y Ablonius son algunas posibilidades, pero los que más conocemos son nombres de dioses.

Las características de los vetones

Una de las cosas que tenemos claras acerca de este pueblo es que era bastante beligerante, como otras poblaciones celtas. Las armas y herramientas de los vetones que conservamos nos muestran un gran interés por el arte de la guerra. Los guerreros vettones tuvieron que enfrentarse a los romanos, por lo que necesitaron defenderse y entrenar a sus hombres para ofrecer resistencia.

En términos económicos, los vetones fueron un pueblo que vivió fundamentalmente de la ganadería. Debido a las características del terreno pudieron cultivar pocas plantas, entre ellas el trigo y la cebada. La metalurgia en conjunto con la cantería fueron actividades importantes para esta civilización, especialmente si pensamos que debían servir a los intereses de la guerra.

Cultura vetona: símbolos y dioses

Por suerte, los dioses vetones son bastante conocidos, así que sabemos cuáles eran las deidades principales a las que este pueblo veneraba:

– Vaélico: estaba relacionado con la muerte, este dios también era conocido en Lusitania, aunque con el nombre de Endovélico.

 Ataecina: a pesar de que no conocemos con exactitud de qué era diosa, Ataecina es una de las divinidades femeninas vetonas con centros de culto de gran relevancia. Parece estar relacionada con otras diosas celtas como Deva.

 Cosus: en este caso si sabemos más claramente que se trata de un dios del cielo, relacionado con los fenómenos meteorológicos. Así es que su culto tiene parecidos con el de Taranis, otra deidad celta que se veneraba en otras zonas de la civilización.

La mayoría de los símbolos vettones tienen una gran relación con el mundo animal. No en vano uno de los restos de mayor valor artístico del pueblo vetón son las esculturas de toros y verracos que se conservan en ciudades como Ávila. Los caballos también fueron animales venerados por esta civilización celta, suponemos que gracias a los grandes beneficios que les ofrecían para moverse por el terreno.

El origen de los vetones, como ves, está muy relacionado con el de los otros pueblos celtas que habitaron en la península antes de la llegada de los romanos. Aunque no conservamos muchos detalles acerca de su cultura, tenemos información suficiente para hacernos una idea acerca de su estilo de vida y sus características como civilización.

Una respuesta a “El origen de los Vetones”

  1. Cecilia dice:

    Muy interesante esta exposición acerca de estos antiguos pueblos y pobladores de la época.
    Gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.