samhain celta halloween

La Festividad Celta de Samhain: El origen de Halloween

La festividad de Samhain tiene connotaciones mágicas entre el humo de las hogueras y el mundo de los muertos, por lo que derivó posteriormente, influenciado por la Iglesia, en el Día de Todos los Santos. La castaña simboliza la inmortalidad al provenir de un árbol de larga vida, y se dice que cada castaña que estalla en el fuego supone la liberación de un alma encerrada en el purgatorio.

¿Cómo y por qué celebraban los celtas Samhain?

La palabra Halloween es una contracción de All Hallow´s Eve (Víspera de Todos los Santos). Todos los santos no es más que una cristianización de una fiesta pagana mucho más antigua.

El origen de Halloween

¿Alguna vez te has preguntado cual es el origen de Halloween? La fiesta pagana a la que se renombró como “Todos los Santos” y que de una forma u otra hemos seguido celebrando durante más de 20 siglos, no es ni más ni menos que la más importante del mundo celta: La Fiesta Samhain.

La tradición del Magusto o día de las Castañas, ya se celebraba allá por el siglo V antes de Cristo, y se conocía como Samhain por las tribus y poblados celtas que por entonces ocupaban la península. Esta celebración pagana de la cultura celta, homenajea la recogida de la cosecha de las castañas, con la mezcla del fuego, la tierra, el sol y los árboles.

En la cultura celta, los años no se dividen en 4 estaciones como ahora, sino que había únicamente dos mitades, la mitad de luz y la mitad de oscuridad. Samhain era la fiesta que daba comienzo en la mitad de oscuridad de un año, y que los celtas identificaban como el fin de un ciclo y el comienzo del siguiente,  pues era la época de la última cosecha y del reinicio del ciclo de la tierra. Por esta razón, a esta festividad se la suele llamar el año nuevo celta.

El calendario celta

El calendario celta estaba basado en los ciclos lunares y en los eventos solares (solsticios y equinoccios). Los meses comenzaban siempre cada luna nueva. Por eso ya podéis imaginar que sus festividades también se celebraban en función de los eventos lunares y solares. Se cree que Samhain se celebrara las 3 noches de luna llena más cercanas al punto medio entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno.

Samonios

Estas 3 noches de luna llena se encontraban justo en medio del mes llamado Samonios (lunación octubre-noviembre) que significa literalmente fin del verano, de hecho se creen que Samhain deriva directamente de la palabra Samonios.

Halloween actual

Tradiciones de cientos de años como la del 1 de noviembre, conocida con tan diferentes nombres en nuestra región, el Magusto, los Calvotes, el Día de las Castañas, la Chaquetía, las Gachas, la Calvotá, etc. que ya celebraban los pueblos celtas allá por el siglo V antes de Cristo, como último y primer día del año celta, están siendo reemplazadas por otras “versiones anglosajonas” de más reciente creación como Halloween de origen irlandés aunque modificada casi en su totalidad en este último siglo en Estados Unidos hasta obtener una versión un tanto consumista y carnavalesca de la fiesta.

Considerado lo anterior, creemos primordial avivar el interés por nuestras tradiciones, en especial la de esta celebración tan mágica. 

¿Qué celebraba realmente la fiesta de Samhain?

La fiesta de Samhain celebraba básicamente dos aspectos, el primero de ellos era el fin de la época de cosecha. Y es que la mitad calidad del año se terminaba, se recogían los últimos frutos del verano y se daba las gracias a los Dioses y a la tierra por todo lo que habían concedido, los celtas eran grandes oradores de la gratitud. La gente se preparaba para la llegada del frió y los días oscuros, con lo que el ciclo terminaba.

Los celtas creían que para esa noche la cosecha debía estar recogida y que si no habían terminado a tiempo no debían tocar la parte restante, pues desde ese momento pertenecía a una anciana y fea hada que les podía causar una gran desgracia si se la enfrentaba. También se sacrificaba a los animales que no se podían mantener durante el invierno, y se regaba la tierra con su sangre para agradecer a los dioses y así tener una buena cosecha al año siguiente.

Contacto con el mundo de los espíritus

El segundo aspecto que conmemoraba Samhain y que es el que mas se ha conservado hasta nuestros días, es el del contacto con la muerte y el mundo de los espíritus. De hecho, la tercera y ultima noche de Samhain era llamada la noche de los espíritus. Esta noche se consideraba como un punto muero entre un ciclo y otro. Se trataba de un momento de vacío y desequilibrio en el que las leyes de la naturaleza quedaban suspendidas.

samhain celta

El velo que separaba el mundo de los muertos y los vivos caía, y por tanto podría surgir comunicación entre los dos mundos. La gente podía comunicarse con sus antepasados o seres queridos fallecidos. pero a la vez eran vulnerables a espíritus malignos, había que tener cuidado.

Hadas celtas

Se dice que esta noche no solo el mundo de los muertos se abría a los mortales. En esta noche las hadas se dejaban ver y encandilaban a los hombres mortales para tomarlos como esposos y llevarles a su dimensión para siempre. Se decía que las hadas celtas eran las almas de los antiguos paganos, no tan malas para ir al infierno, ni tan buenas para entrar al cielo.

También se creía que los seres mágicos dejaban abiertas las puertas a su mundo, que se encontraban en cascadas, pozas o cuevas. Para que así los mortales más valientes pudieran adentrarse en ellas y contemplar sus tesoros.

El banquete

La parte más destacada de esta noche era un gran banquete para conmemorar los dos aspectos de la fiesta. Se preparaba una gran cantidad de carne asada, bebida y productos frescos de la tierra, y se dejaban asientos libres y las ventanas y puertas abiertas para que los muertos pudieran participar en la celebración. Se encendían grandes hogueras con dos funciones: guiar a los espíritus de los seres queridos a casa y alejar a las entidades malignas.

Tradición de disfrazarse y pedir por las casas

El druida de la tribu se vestía con pieles y pistaban su rostro, para comunicarse con los muertos y el más allá. De esta costumbre deriva de hecho la de disfrazarnos en esta noche del año. Otra de las costumbres que aún vemos reflejadas hoy en día es la de los embajadores de la muerte: se elegía un grupo de personas que pasaran casa por casa pidiendo ofrendas de comida para ofrecer a los espíritus, tenerlos contentos y así evitar la mala suerte.

samhain celta halloween

Aún tenemos más clásicos del Halloween actual con origen en el Samhain, como las calabazas.

Calabazas linternas

Otro clásico del Halloween actual que tiene su origen del Samhain son las calabazas linternas.. La tradición de vaciar una calabaza y ponerle una vela dentro ya se hacia en la fiesta celta, con la diferencia que se usaban nabos en vez de calabazas. La intención de esto era alejar a los malos espíritus y vivir esta noche tan mágica y mística con paz y tranquilidad.

Es curioso que en otras regiones se conservan variantes muy bonitas derivadas de Samhain. En Galicia no tienen Halloween, tienen O Samhaín, y en algunas partes de Catalunya la castañera, son solo dos ejemplos de los muchísimos que hay. Consideremos prioritario avivar el interés por nuestras tradiciones, en especial la de esta celebración tan mágica. 

¿Y tú…Celebras Halloween o Samhain?

consultor seo

Celta Digital

Música y cultura celta van de la mano en esta revista digital en la que encontrarás información relacionada con la música folk y la comunidad celta, como Festivales, Grupos / Músicos y Mercados Medievales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.